la-hora-del-bano

La hora del bano

5 MINUTOS

¿Te volviste a quedar dormido? Tenés sólo 5 minutos para salir de casa, descubrí cómo ser más eficiente. Si no tuviste tiempo de planchar la camisa, aprovechá el momento de la ducha para que se estire con el vapor de agua.

Dejá los detalles más minuciosos: peinarte o incluso afeitarte con maquinilla eléctrica recargable para el auto, puede ser una buena opción si te falta tiempo por las mañanas.

15 MINUTOS

Si sabés aprovechar bien tu tiempo, con sólo 15 minutos podrás hacer maravillas. Mientras te duchás exfolia o limpia tu rostro con un limpiador específico para la cara mientras te enjabonás porque así te resultará más fácil y rápido el afeitado.

Al salir de la ducha no te seques la cara, aféitate directamente. Así tendrás un dos en uno, optimizarás tu tiempo porque se habrán abierto los poros y te resultará más rápido y fácil afeitarte y al mismo tiempo que te irás secando. Terminá con el bálsamo de NIVEA MEN que mejor se adapte a tu tipo de piel. Todo esto en un tiempo record: 7 minutos máximo. Y si tenés 30 segundos y te gusta cuidarte aplicate una crema facial de NIVEA MEN.

30 MINUTOS

Esta puede ser una buena oportunidad para probar nuevos productos. Aplicate una crema hidratante, reducí las bolsas con un roll-on de ojos y animate a echarte una crema corporal; la primera vez te costará un poco, pero verás cómo pronto notas la diferencia y te sentirás más atractivo.

Si a continuación querés usar algún tipo de fragancia, nuestra recomendación es que no te la eches directamente en el cuello si lo acabás de afeitar, sino en la parte posterior del mismo para evitar la irritación.