banner cómo afeitarse la barba

¿Cómo afeitarse la barba?

Afeitarse es un arte. Y todos los hombres tienen que aprender a manejar la cuchilla sobre la piel de la cara como hace un pintor con su pincel sobre el lienzo. No es lo mismo rasurarse la barba apurado, que hacerlo con dedicación y conocimiento: si pasas la cuchilla por la mandíbula así nomás, probablemente te cortes o irrites. Aprendé a cómo afeitarte la barba.


hombre afeitándose el cuello

Para salir de casa con la cara tan suave como la de un bebé es fundamental saber algunas técnicas básicas. ¿La clave? Dedicarle al menos quince minutos. El afeitado exprés –sobre todo si es diario- maltrata la piel.


Paso a paso para afeitarse la barba

1) Empapar el rostro con agua caliente facilita que los poros se abran y que las hojas de afeitar se deslicen suavemente (lo ideal es ducharse primero). Además, con el calor, el vello se debilita. Un tip profesional: mojar una toalla con agua caliente y dejarla reposar sobre la barba unos minutos, como hacen en las barberías (el vapor es muy eficaz para abrir los poros).
2) Aplicar una crema o gel de afeitar. También es aconsejable usar una brocha para extender la espuma, ya que sus pelos naturales aportan un toque de suavidad. No hay que olvidar mantener la cuchilla húmeda –siempre con agua caliente- entre pasada y pasada, y tener presente en qué dirección crece el vello, porque las hojas tienen que moverse en ese sentido (rasurar a contrapelo no está prohibido, pero no es aconsejable abusar de esa técnica, porque puede provocar enrojecimientos e irritaciones).
3) Sí o sí chequear que las cuchillas no estén demasiado usadas y, al momento de empezar a rasurarse, hacerlo con pasadas suaves, dejando que la máquina haga su trabajo.
4) Para terminar el ritual, el remate es con agua fría. Así como se comienza con agua caliente para abrir los poros, se termina con agua fría para cerrarlos. El toque final es la aplicación de un producto after shave, que ofrece varias ventajas: calma la piel, desinfecta posibles cortes, rehidrata y aporta sensación de frescura. Un detalle: no conviene secarse la cara frotando con la toalla, una costumbre que solo provoca más irritación. Lo mejor es usar la toalla para dar golpecitos suaves.
5) La mayoría de los hombres suele tener zonas del rostro más complicadas, con pelos encarnados o que se resisten. ¿Qué hacer? Tener paciencia y volver a intentarlo con calma, para evitar sarpullidos.


hombre con espuma de afeitar

hombre afeitándose la barba

Paso a paso de cómo afeitar también el bigote

Recortar el bigote y que quede prolijo también tiene sus secretos:
Afeitar hacia abajo: lo óptimo es rasurar el resto de la cara primero, dejando el bigote para el final, así esos pelos más duros tienen tiempo de suavizarse. Hay que doblar el labio superior hacia el mentón, para tensar la piel y que las hojas de afeitar trabajen sobre una superficie más uniforme, y afeitar hacia abajo.
Recién después se trabaja desde el medio del labio –a la altura de la nariz- hacia afuera, y de la boca hacia el pómulo. De un lado y del otro.
● En tercer lugar, hay que repetir el procedimiento anterior, pero al revés: rasurar desde el exterior del labio hacia adentro.
● Una vez más doblar el labio superior y afeitar desde el labio hacia las fosas nasales. Este resulta un paso necesario para alcanzar todos los vellos, hasta los más difíciles.
● Y, por último, hidratar el bigote con una crema after shave sin alcohol. El resultado será mejor si se extiende la aplicación de la crema hasta el labio superior con un masaje.