El aceite de jojoba penetra muy bien en la piel, tiene propiedades antioxidantes y se lo considera un producto muy valioso para prevenir las arrugas y neutralizar los radicales libres. También se recomienda mucho como remedio para el acné y para tratar pieles grasas y sensibles.
Entre sus múltiples beneficios, restaura el equilibrio de la piel y cabello por su elevado contenido de ceramidas y contribuye a controlar la producción de sebo y humedad. Devuelve flexibilidad, suavidad y brillo tanto a la piel como al cabello.

Algunos de los usos del aceite de jojoba:

  • Hidratante de la piel: El aceite de jojoba es muy similar al sebo natural de nuestra piel, lo que lo convierte en un excelente hidratante y emoliente. Puede ayudar a mantener la piel suave, flexible y nutrida, especialmente en zonas secas y ásperas.
  • Regulador de la producción de sebo: Si tienes piel grasa o propensa al acné, el aceite de jojoba puede ayudar a equilibrar la producción de sebo. Esto reduce la apariencia de poros dilatados y previene la formación de brotes de acné.
  • Acondicionador para el cabello: El aceite de jojoba puede ayudar a acondicionar el cabello, hidratándolo y suavizándolo. También, puede ayudar a reducir la rotura del cabello y prevenir las puntas abiertas.
  • Tratamiento para el cuero cabelludo: El aceite de jojoba puede ayudar a reducir la sequedad y la descamación del cuero cabelludo, y a prevenir la caspa. También puede ayudar a estimular el crecimiento del cabello.
  • Protector solar natural: El aceite de jojoba tiene un factor de protección solar natural de alrededor de 4, por lo que puede ayudar a proteger la piel de los rayos UV dañinos.
En la actualidad, el aceite de jojoba se usa en fórmulas cosméticas como protectores solares y humectantes. También se aprovecha en la fabricación de champús, labiales, maquillaje y cremas corporales. Sin embargo, muchos prefieren usarlo en su forma natural para cuidados de la piel y el cabello.
Es recomendable incorporarlo a tu rutina diaria de autocuidado, ya que ayuda a prevenir las arrugas, mejorar la apariencia de las estrías, otorgar tersura e hidratación a las pieles secas o descamadas y reparar la barrera cutánea. Estos beneficios permiten conectar con la belleza y pureza de un cuerpo sano, radiante y lleno de brillo.

AVISO LEGAL: Toda información proporcionada en este artículo debe ser considerada como una guía informativa y no como un consejo médico. Esta información no reemplaza la atención médica, el diagnóstico, ni el tratamiento que sólo un profesional que lleva la historia clínica puede brindar. Cualquier uso práctico que se le pretenda dar a dicha información deberá ser previamente consultado con un personal de la salud.